Iba distraído en el metro mientras a mi lado estaba teniendo lugar una acalorada conversación entre un grupo de mujeres. Una de ellas se quejaba de que su novio había tonteado delante de ella con una camarera y estaba visiblemente cabreada. Esto me trajo a la mente dos reflexiones. La primera es sobre la necesidadSigue leyendo