Se denomina acrofobia al vértigo o miedo a las alturas. Candela Martínez, de 36 años de edad y manager en una empresa de Madrid, nos cuenta que “el vértigo me ha acompañado desde que tengo memoria, si bien desde hace unos seis años el miedo se había acentuado. No era necesario estar en una granSigue leyendo