Más calidad de vida: “Ahora estoy aún mejor”

02.Oct.16    Testimonios

Javier Saz-Orozco tiene 56 años de edad y es terapeuta ocupacional, se dedica a trabajar todos los días con ancianos en una residencia de la comunidad de Madrid. Son ancianos muy mayores, muy asistidos, muy enfermos y algunos desconectados de la realidad.

Nos comenta que “decido llamar a Mariano de los Santos porque era mi cumpleaños, me quería regalar algo a mi mismo. Estaba haciendo un curso de fotografía y una de las modelos que pasó por el curso, aparte de que como modelo era buena, me transmitió muy buen rollo como persona sin haber mediado palabra, solamente por el punto que tenía. Y buscando a esta modelo en internet resulta que encontré a su coach, y entonces dije ’si este coach ha ayudado a esta persona tan guay, ¿por qué no me va a ayudar a mi? Y me puse en contacto con él’”.

Por su trabajo Javier ayuda a otras personas sin embargo era hora de dedicarse un tiempo a sí mismo. “Antes de acudir a Mariano me sentía que muchas veces yo hacía de terapeuta con otros, de hecho ayudo a mucha gente, y muy pocas veces tenía a alguien que me ayudara a mi. Entonces básicamente yo necesitaba lo que yo daba a otros y que no recibía de aquellos a los que yo se lo daba”, afirma.

¿Y cuál fue el resultado? Javier subraya que “con el proceso de coaching he conseguido muchas cosas. Por ejemplo, elementos de autoconocimiento que nunca hubiera conocido de otro modo porque no habría sido capaz de llegar a ellos. He adquirido herramientas para manejarme mucho mejor en el día a día, y de hecho conocerme mejor a mi mismo tambien me ayuda a conocer mejor a los demás. Ha sido una inversión muy rentable. También he de decir que me ha sorprendido el acierto de Mariano, en el sentido de que yo no venía con un problema muy concreto. La definición que le dije es ‘vamos a ver, yo funciono bien, lo que pasa es que quiero ser superman. Por eso vengo, a que me eches una mano a ser superman’ (risas). Entonces me llamó la atención que él analizaba lo que oía y buscaba técnicas adecuadas que me han ayudado mucho sin yo saber que por ahí podíamos encontrar algo”.

Javier cuenta las cosas con humor y al mismo tiempo con mucho fondo. “Lo de ’superman’ lo decía porque yo en el fondo me considero una persona muy privilegiada. Tengo gente que me quiere, estoy en una situación económica normal, no tengo muchos problemas, estoy sano. Puedo decir que en lo importante me va bien. Entonces se trataba de pulir pequeñas cosas para estar mejor que bien, a nivel personal podemos hablar de ’superman’ al igual que en una profesión se puede hablar de ser un ’super clase’, pero en definitiva es ya entrar en el detalle muy fino, en los brillantes y en los diamantes, no en las piedras en bruto”.

Por último le preguntamos si recomentaría a Mariano de los Santos a otras personas. “Ya he recomendado a Mariano, porque me ha parecido que tiene mucho poderío. Como soy terapeuta conozco un poco del tema y puedo decir que conducir una sesión de estas es a veces como andar en un alambre, o sea tienes que andar en el terreno de la confianza y de la profesionalidad, conjugando muchas cosas. Esa línea fina no es fácil y él lo hace muy bien. Luego hay un punto y es que conecta muy afectivamente contigo en las sesiones, es muy generoso en su persona también”.

Aprovechamos nosotros también para recomendar a Javier como fotógrafo, ya que la foto que acompaña este testimonio es suya y hemos tenido el placer de comprobar su arte con la cámara en vivo y en directo!