Esfuerzo y autoestima

16.Nov.14    Artículos

¿Cómo subimos la autoestima de una manera rápida? Los desafios a veces nos asustan, no hacen echarnos para atrás. Y si acompañamos el miedo con pensamientos del estilo “no voy a ser capaz” o “no voy a poder”, entonces tenemos el coctel perfecto para que nuestro amor propio se tambalee.

Si nos lanzamos a por el reto podemos fallar y también es importante gestionar nuestros fallos de una manera ecológica, sin autocastigarnos, sin autoseñalarnos. De este modo mantenemos el respeto a nosotros mismos.

Ahora bien, abordar un desafio también abre la puerta a la posibilidad de conseguir lo que nos hemos propuesto. Y en ese caso el mensaje que nos damos a nosotros mismos, la mayoría de las veces de manera inconsciente, es el de “sí puedo”, “sí soy capaz”. Nuestra autoestima recibe una sacudida de buen rollo.

Por tanto, seamos conscientes de ello. Detrás del esfuerzo no sólo se esconde la recompensa de conseguir aquello que específicamente nos hayamos propuesto, ya sea en el ámbito familiar, laboral, social o financiero. También se esconde una palmadita en la espalda de nuestra autoestima.

Eso sí, en este caso la palmadita no te la da tu jefe, te la das tú a ti mismo. Y esa palmadita es la mejor de todas.

Por eso desde Trisquel te animamos a que sonrías a los miedos y abordes tus retos consciente de que el esfuerzo tiene premio.

http://www.trisquelevolucion.com/