Depresión, negocio y vidas humanas

14.Oct.14    Artículos

Un cómico reconoció públicamente en la web www.ted.com que en realidad padecía de depresión desde hacia años, y que hasta ese momento lo había llevado en silencio. Decía que hay personas que incluso mueren a causa de la depresión y que por eso es importante en primer lugar trasladar esto al debate público. En segundo lugar, decía este cómico, es importante naturalizar la depresión, ya que no genera la misma solidaridad que se nos rompa un brazo y nos pongan una divertida escayola a que se nos diagnostique depresión, ante lo cual mucha gente huye.

Por otro lado, desde Trisquel nos preguntamos: ¿podría ser en realidad la depresión una de las principales causas de muerte en el mundo? Miles de personas mueren a diario de cáncer, enfermedad que tiene fuertes conexiones con nuestra saluda mental. Lo mismo ocurre con tantas otras enfermedades. Así mismo, mucha gente alrededor del mundo se suicida a causa de la depresión. Y a menudo nos centramos en las consecuencias, en tratar los síntomas. Es decir, tomamos pastillas, sobres, a veces incluso pasamos por operaciones, quimioterapia, radioterapia, etc. Es bastante común que el médico nos diga “no sabemos las causas exactas de su enfermedad, pero sabemos cómo tratarla”. Esto significa que no nos estamos centrando en las causas sino en las consecuencias.

En todo caso esto es bueno para el negocio. Las grandes empresas de venta de medicinas se están forrando. La cuestión es, ¿protegemos la vida humana o los beneficios económicos de las empresas? Para proteger la vida humana es importante trabajar en la prevención de las enfermedades, por ejemplo, desarrollando programas de salud mental. Podríamos llamarlos “programas de la felicidad”: cómo gestionar nuestras vidas y enfrentar nuestros problemas de una manera sana y ecológica. En este sentido es llamativo que en el colegio se enseñe física y química, pero no inteligencia emocional, si bien afortunadamente esto está empezando a cambiar.

A fin de cuentas, invertir dinero en programas de inteligencia emocional, deporte y salud alimentaria podría salvar millones de vidas.

Mariano de los Santos
http://www.trisquelevolucion.com/